domingo, 27 de marzo de 2016

GRAMÁTICA QUECHUA: El quechua es una lengua aglutinante


La expresión “aglutinante” quiere decir que las palabras son fácilmente segmentables en una secuencia de morfemas precisos cada uno con un significado concreto bien definido.

La tipología lingüística del quechua
El quechua es, gramaticalmente, un idioma muy distinto del castellano. Según la terminología lingüística, el quechua es una lengua sufijal y aglutinante, lo cual quiere decir que las palabras se forman mediante la adición a la raíz de múltiples pequeñas partículas llamadas terminaciones o sufijos, que no cambian mayormente su forma al combinarse dentro de una palabra.
Aquí unos ejemplos en quechua chanka:
Wasi   =   ‘casa’
wasi-cha   =    ‘casita’
wasi-cha-yki   =   ‘tu casita’
wasi-cha-yki-chik    =   ‘su casita (de ustedes)’
wasi-cha-yki-chik-kuna   =   ‘sus casitas (de ustedes)’
wasi-cha-yki-chik-kuna-paq   =   ‘para sus casitas (de ustedes)’
wasi-cha-yki-chik-kuna-paq-chá   =   ‘tal vez para sus casitas (de ustedes)’
El ejemplo anterior corresponde a una raíz sustantiva o nominal, pero se puede hacer lo propio con las raíces verbales. Por ejemplo:
qhawa-y   =   ‘mirar’
qhawa-paya-y   =   ‘mirar constantemente, vigilar’
qhawa-paya-chi-y   =   ‘hacer vigilar’
qhawa-paya-chi-ku-y   =   ‘hacerse vigilar’
qhawa-paya-chi-ku-chka-y   =   ‘estar haciéndose vigilar’
qhawa-paya-chi-ku-chka-n   =   ‘él se está haciendo vigilar’
qhawa-paya-chi-ku-chka-n-ku   =   ‘ellos se están haciendo vigilar’
qhawa-paya-na-chi-ku-chka-n-ku   =   ‘ellos se están haciendo vigilar entre sí’
De esta manera, muchos conceptos que se expresan en castellano mediante muchas palabras, en quechua se expresan en una sola, conformada por múltiples sufijos.
La oración
Un dato importante con respecto al quechua es que posee un orden oracional de tipo sujeto- objeto-verbo, el mismo que es diferente al del castellano, lengua en la cual, en el orden normal de la oración, el verbo va al medio. Un ejemplo de ello es el siguiente:
Ñuqa t’anta-ta-m muna-ni, que en español es: ‘yo quiero pan’
En ñuqa t’anta-ta-m muna-ni, el orden es el siguiente: ñuqa es el sujeto ‘yo’; t’anta-ta-m es el sustantivo ‘pan’ con una marca de objeto directo que se describe más adelante y una marca de seguridad del hablante también descrita en esta gramática; y, finalmente, muna-ni es el verbo ‘querer’, conjugado en primera persona, que, como vemos, va al final de la oración.
Fuente. www.facultad.pucp.edu.pe
Anuncios:

1 comentario:

Renato Perez Valerga dijo...

Me parece excelente lo que publicas.
¿Es un curso completo de Runasimi?
Gracias